Resumen del Libro A la Costa (Luis A. Martínez)

By |junio 14, 2016

Revisa un pequeño resumen de la obra literaria “A la Costa”, libro ecuatoriano escrito por Luis A. Martínez en el año 1904.

Salvador era un niño de carácter manso y pasivo, todo lo contrario a su hermana Mariana, los dos hermanos fueron criado con la moral católica, sus padres eran Don Jacinto Ramírez y Doña Camila. La madre de Salvador tenía una amiga íntima, se trata de Doña Rosaura del Valle, una vieja solterona de figura repulsiva quien sin dificultad se adivinaba la enemiga acérrima de la belleza.

Los años pasaron y Salvador creció, el ahora joven empezó acudir a la universidad donde se hizo amigo de Luciano Pérez, con quien tuvo mucha confianza llegando a considerarlo parte de su vida. Luciano conoció a la hermana de su amigo, Mariana de quien se enamoró perdidamente y su instinto le decía que ella también lo amaba.

Luciano y Mariana se tenían un mutuo cariño pero nunca pudieron tener una conversación a solas donde pudieran decirse lo que sentían, las cosas estaban así hasta que Doña Rosaura del Valle revela las pretensiones que tenía Luciano con Mariana. A pesar del escándalo desatado, Mariana finalmente termino aceptado estar emporada del amigo de su hermano y no dudo en enfrenar a su madre, Doña Camila muy rabiosa al enterarse de lo que estaba sucediendo, le prohibió a Mariana volver a hablar con Luciano y a Salvador romper con su amistad. A pesar de los obstáculos, Mariana y Luciano se seguían viendo clandestinamente dando rienda suelta a todo el amor que había entre ellos.

Don Jacinto Ramírez, padre de los hermanos murió enfermo después de regresar de la hacienda de Guayabamba dejando a sus hijos y a su esposa Doña Camila en la orfandad. Mariana al enterarse de la muerte de su padre lloro desconsoladamente y no solo por eso, sino porque se sentía impura, siendo una de las tantas sacerdotisas del amor prohibido. Doña Rosaura visitaba todas las tardes a su amiga Doña Camila para convencerla de que obligue a su hija Mariana a dedicarse completamente a los asuntos de la iglesia, con el paso del tiempo Mariana se creó una gran ilusión con el padre Justiano. Finalmente la beata Rosaura logro su objetivo y en complicidad con el padre Justiano llevaron a Mariana a una solitaria casa, la cual estaba adecuada para albergar borrachos, rateros y prostitutas.

Mariana con mucha angustia y vergüenza cruzo los sucios patios y entro a un cuarto donde le estaba esperadero el padre Justiano sentado en un sillón, la beata con pretextos se retiró dejando la puesta cerrada con llaves. El cura aprovecho el momento para abusar de la joven. Luciano y Salvador se reencontraron luego de varios años, este aun no olvidaba a la hermana de su amigo y se preguntaba que había pasado con ella, Salvador le conto que Mariana se había convertido en una pérdida de lo peor, corrompida por un cura que tenía de santo y que andaba por las calles sucia llevando en sus brazos a un niño, hijo del cura que le había hecho daño.

Resumen del Libro A la Costa (Luis A. Martínez)Los amigos en muy poco tiempo se volvieron a separar, Lucia viajo a Europa y Salvador se refugió en una hacienda donde logro conseguir trabajo. En esta hacienda logró la confianza de Don Roberto, el amor de su hija Consuelo y el odio de Fajardo quien la pretendía desde hace varios años.

El tiempo paso y finalmente llego Velásquez dueño de la haciendo quien inmediatamente se enteró del infierno que había pasado Salvador por culpa de Fajardo, también se enteró del romance que tenía con Consuelo y decidió ayudar a los jóvenes para que terminarán casados.

Pasaron 7 años y el matrimonio entre Salvador y Consuelo eres todo felicidad la cual aumento cuando se enteraron que iban a ser padres. Todo era amor y felicidad hasta que Salvador cayó enfermo y le comento a su esposa que se sentía muy mal, poco a poco se fue agravando. Salvador estaba muy mal, a punto de morir, le pidió perdón a su esposa Consuelo por hacerle sufrir, cuando eran las 4 de las tarde llegó sorpresivamente su amigo Luciano quien lo había estado buscando.

Al verlo en ese estado, Luciano se sorprendió mucho, Salvador lo recibió muy feliz, le presento a su mujer y en medio de lo tan enfermo que estaba le pidió que le dijera su hermana Mariana que el perdonaba por todo con una frase que no pudo terminar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *